Blogia

El Lio Bumerán - Un Blog paraTocar las Pelotas

Amor a la patria

A menudo se me ha acusado por parte de mis amigos o compañeros de trabajo o de  la universidad de falta de patriotismo. Se me afea así la falta de entusiasmo cuando suena el himno, la ausencia de emoción ante nuestra bandera y que me niegue a sumarme a las loas a cualquier deportista, artista o cantante sólo por ser español.

 

Me fastidia profundamente cuando en un telediario se safirma que “hoy estamos todos con Bardem” o cuando en una final europea hay dos equipos españoles y se repite eso de que “gane quien gane ganamos todos”.

 

No sólo es absurdo pretender que porque alguien haya nacido en mi país tenga que apoyarlo o me tenga que alegrar de sus éxitos, sino que además tiendo naturalmente a ponerme a la contra llevado por el repelús que me produce el papanatismo.

 

El triunfo de Rodolfo Chikilicuatre sin embargo, ha hecho que hoy esté orgulloso de mi país.

 

No, no es una broma. Hoy me he levantado contento de vivir en un país en el que la gente cuando ha votado a Eurovisión no ha optado por canciones que resalten las glorias de la patria (como la de ese chico de Portugalete, que parece un nuevo Manolo Escobar). Hemos (es la primera vez e mi vida que voto en un concurso) optado por reirnos de nosotros mismos y mandar a un humorista cachondo. Quizá no sea una gran gesta imperial de la raza, pero que nos quiten lo bailao.

 

Esto me demuestra algo que ya pensaba, que todo ese papanatismo patriótico es un producto de los partidos políticos y los medios de comunicación, bastante alejado afortunadamente de las preocupaciones reales de los españoles.

 

Y por esto, hoy mis conciudadanos me caen un poco mejor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La prensa seria.

Ya he comentado alguna vez que tengo la manía de consular los periódicos más fachosos que hay por la red. Se trata sin duda de una actividad puramente lúdica, seguramente por una oculta tendencia masoca, porque ni siquiera se puede decir que sirva para saber cómo piensa el enemigo. Para eso valen El País o El Mundo, Periodista Digital, Libertad Digital y resto de escoria no llegan ni a ese nivel.

El caso es que en Periodista Digital he encontrado esta noticia de la que he pegado pantallazo antes de que la quiten:

http://farm3.static.flickr.com/2174/2283735764_202bba3a1f_o.jpg 

Como veis afirman que "Se trata de nuevo de Manuel Saco", pero el de la foto ¿no es Escolar?

Por supuesto, habrá quien piense que un error tonto lo tiene cualquiera y que eso no afecta al contenido de la noticia. Pero teniendo en cuenta que en el artículo de Manuel Saco viene su foto, si alguien no es capaz de comparar la foto que tiene con la del artículo que está leyendo, ¿merece la pena considerar siquiera su análisis?

Y estos son los medios de información únicos de una gran cantidad de gente

Vamos para premio

Cuando escribí el artículo anterior sobre la paletería española en el tratamiento de la independencia de Kosovo no me imaginaba que la palma a la manipulación y la lectura hispacéntrica de todo lo que pasa en el mundo se la iba a llevar Público en su vergonzosa portada de hoy.

Este periódico a pasado de rompedor a órgano del PSOE y de ahí a la versión progre de La Razón en pocos meses.

Kosovo y el paletismo hispano

Kosovo...

 Como todos sabéis, el parlamento de Kosovo ha proclamado la independencia de este territorio con respecto a Serbia pretendiendo así dar nacimiento a un nuevo estado. Dicho nuevo estado es apoyado por Estados Unidos, Francia y Alemania, entre otros, y no lo es por Serbia (lo que era de esperar), Rusia (también muy esperable) y España, por motivos que por lo que sé nada tienen que ver con Kosovo. Estando así las cosas aún es pronto para asegurar que las pretensiones del parlamento Kosovar se vayan a cumplir, pero teniendo en cuenta que los estados más importantes de la mafia mundial y la Organización Terrorista del Atlántico Norte los apoyan, parece la opción más viable.

No soy ningún experto en la zona ni en su historia (tampoco quienes llevan años pontificando desde los periódicos y las radios lo son, pero quizá yo sea más modesto), pero me atreveré a hacer algunas reflexiones sobre el tema.

La primera es que para mi está claro que este proceso es un ataque de las potencias europeas y USA para desmenuzar y saquear los restos de la URSS y rapiñar el área de influencia actual de Rusia. La UE ya se ha hecho cargo del cotarro, imponiendo a golpe de consultora y presupuesto (como siempre) sus reglas del juego y de mercado hechas según la conveniencia de Siemens, Thales y demás. No hay duda de que no es difícil, financiando a los grupos oportunos, desestabilizar un país y provocar, como se provocó allí, una situación de violencia para justificar la intervención. Recuerdo la primera vez que vi al UÇK en la tele, con sus armas relucientes, sus guantes de cuero y sus gafas Ray-Ban. ¿Quién los financiaba?  

Sin embargo, si de verdad una amplia mayoría de la población es hoy en día partidaria de dicha independencia, y además cuentan con el apoyo de la mafia internacional ¿qué otra solución hay? Puede que sea injusto y que sea una consecuencia de las maniobras de las potencias occidentales; pero no parece que merezca la pena derramar más sangre. Uno debe saber cuándo ha perdido, y Serbia debería asumirlo y tratar de vivir pacíficamente con su nuevo vecino. De hecho, la reacción del gobierno serbio hasta el momento está siendo bastante sensata, y esperemos que siga en esa línea. 

Eso sí, habría que tomar medidas, se consume o no dicha independencia, para evitar que este proceso continúe en la línea de la persecución de los serbios y otros pueblos minoritarios que habitan Kosovo. He leído hoy en rebelión un interesante artículo de Eduard de Vilar i Permanyer al respecto. El autor, colaborador en Kosovo y conocedor de la OTAN, que formó parte de quienes defendieron la independencia de Kosovo y se opusieron a los ataques de la OTAN bajo el lema “Ni OTAN ni Milosevic”, se opone hoy a dicha independencia por la situación en la que quedarían las minorías.*

 

...el paletismo hispano

Leo los siguientes comentarios en prensa diversa:

En una entrevista concedida en diciembre a Abc, Aznar se mostraba “totalmente contrario” a la indepedencia de Kosovo, entre otras cosas porque supondría un aliento para el nacionalismo catalán y vasco. 

...El eurodiputado calificó la declaración de independencia de la antigua provincia de Serbia de "mala noticia para España" y consideró que la política exterior del Ejecutivo "ha hecho que los partidos nacionalistas en España y algunas personalidades internacionales hayan querido buscar algún paralelismo entre la división de esta parte de Europa con el proceso que vivimos en nuestro país".

 

"En Europa, excepto Serbia, Rusia y el Estado español, la práctica totalidad de los estados asumen con normalidad la independencia de Kosovo que, por otro lado, no es el primer caso sino un nuevo ejemplo" de un "modo de solucionar los problemas que ha estado sobre la mesa y se ha aplicado con normalidad en distintos puntos del mundo occidental", ha añadido Azkarate.

 

Llamazares no ve semejanzas entre Kosovo y País Vasco

 

El eurodiputado y miembro de la Comisión de Exteriores del Partido Popular Gerardo Galeote criticó hoy la "debilidad" que ha mostrado el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en la "defensa" de su posición en contra de la independencia de Kosovo ante la Unión Europea.

 

Somos un país de paletos. Pase lo que pase en el mundo siempre acabamos hablando de lo mismo, que si Kosovo y Euskadi no/si son lo mismo, que si Irlanda y Euskadi no/si son lo mismo... ¿cuándo dejaremos de mirarnos el ombligo de esta forma? A mi ese debate ya ha terminado de aburrirme.

* Visto ahora, el artículo puede hacernos ver que ni quienes defendían su postura eran unos vendidos a la OTAN (aunque colaborasen sin quererlo en el proceso de desmembración promovido por esta) ni quienes nos colocamos en el simple “OTAN NO” éramos como se nos acusó, agentes de Milósevic. Aunque yo siga pensando, y el artículo me refuerce en mis convicciones, que había que colocarse de forma clara contra la OTAN y no tomar postura interna sobre un conflicto azuzado desde fuera, también es evidente la postura coherente del autor y su ataque a la actuación de la OTAN y la UE.

De vuelta

Hace tiempo que no escribía nada en este blog. No tengo una razón especial para ello, vaguería quizá.

Sin embargo estos últimos días me he sentido con más ganas, por lo que he pensado retomar el blog para escribir en él, como siempre, mis reflexiones sobre este mundo y la vida. Supongo han influido la situación política, los movimientos económicos y las chorradas precampañiles; que te dan ganas de opinar compulsivamente en defensa propia. Y, sobre todo, el aliento de algunos amigos a los que sorprendentemente les gusta lo que escribo.

Pues eso, y a ver si esta vez soy un poquito más constante.

La viñeta

Hace tiempo que no actualizaba la página, pero creo que hoy es obligatorio difundir la portada de El Jueves, es una obligación frente a la censura y al fascismo de algunos jueces ayatolás.

Podéis verla en este link:

http://www.flickr.com/photos/20282031@N00/863881319/

Me acuerdo de una portada anterior de Ivá, cuando multaron a alguien de la revista por injurias al rey, salían dos tipos hablando. Decían algo así como:

1 Parece que estemos en la edad media

2 ¿Por qué, por penar las injutias al Rey?

1 No, por tener Rey.

Pues eso.

 

 

El sepulcro de San Pablo

Veo en El Mundo la noticia de que ha sido descubierto en Roma el sepulcro de San Pablo, bajo el altar mayor de la Basílica de San Pablo de Extramuros.

Como veis en el pantallazo, accesible en el siguiente link, el sepulcro fue encontrado bajo la inscripción que anunciba dónde estaba.

http://static.flickr.com/130/319763183_f06c9121e3_o.jpg 

Dos son las posibles conclusiones:

- Una: que en el Vaticano son subnormales y han tardado siglos en encontrar algo que estaba claramente indicado.

- Dos: que los periodistas de El Mundo se hayan dejado alguna explicación en el tintero y resulte que la cosa no es tan evidente.

Teniendo en cuenta como está el periodismo en este país, mi apuesta es clara.

Murió el perro pero sigue la rabia

Hoy hemos recibido una noticia muy agradable: la muerte de Pinochet. Es evidente que la primera reacción lógica es de alegría, aumentada porque pasase sus últimos tiempos como en la maldición gitana "pleitos tengas y los ganes".

Sin embargo, el regusto es amargo a pesar de todo. Pinochet tomó el poder de forma sangrienta en 1973 y hasta 1990 sembró el terror en su país, asesinando, torturando y asegurando por cualquier medio que no se volviese a poner en peligro el poder de los grandes dueños del país y sus amos extranjeros. Y una vez quedó terminado y rematado su trabajo entregó el poder y se reinstauró la democracia, como se encargarán de subrayar los fachas estos días. En cierta forma, es un proceso similar al que se llevó a cabo en España, donde fueron las cortes franquistas las que iniciaron la transición y dieron paso a la actual democracia.

Pero entonces, ¿de qué democracia hablamos? Los pueblos votan a sus gobernantes y estos ejecutan las órdenes de sus amos. Se limita el acceso a la política con cuotas mínimas para formar un partido, los partidos en su funcionamiento interno realizan un filtrado para que sólo elementos corruptos lleguen a ser elegibles, los medios de comunicación (en manos directa o indirectamente, de la mafia económica) aseguran un estado de opinión propicio a la elección de sus sirvientes, y como último recurso se recurre al soborno o la amenaza.

Pero en algunos casos, como sucedió con Allende o con el Frente Popular, esto no basta y un movimiento logra romper las barreras y democráticamente pone en cuestión el poder mafioso establecido. Así que se recurre al ejército, se asesina a los elementos más activos y capaces del movimiento que sostiene al nuevo gobierno, se aterroriza al resto y cuando se ha conseguido de nuevo el equilibrio mafioso que llaman democracia  se vuelve al juego electoral.

Entonces todos nos alegramos de la muerte del Franco o el Pinochet de turno hasta la próxima, cargando las culpas sobre los perros inmundos que ejecutaron la faena.

Pero olvidamos lo principal: Chile sigue siendo el producto de Pinochet, como la España actual es el país creado por Franco. Sólo acabando con este sistema y restableciendo las esperanzas que un día fueron machacadas por estos matones habremos derrotado al fascismo, que no es sino una forma más del gobierno de la mafia capitalista dueña de nuestros países.

LA DERECHA SIN COMPLEJOS

Ayer fui al trabajo en coche. No suelo hacerlo, porque conducir por Madrid, consideraciones ecológicas aparte, me saca de quicio. Y como debo ser masoca, puse en la radio la COPE. Supongo que diréis que así no es extraño que me saque de quicio.

 

Jiménez Losantos procedió a dar y comentar las noticias de las 8:00 y por supuesto se detuvo en la famosa historia publicada por El Mundo sobre el confidente Cartagena y el hecho de que presuntamente la policía pretendiese que fuese al piso de Leganés donde se suicidaron los presuntos terroristas. No llevaba grabadora, pero os transcribo lo más exactamente posible el modo en el que dio la información:

 

-         “Entra en el piso de leganés

-         noo, morito no entrar morito no tonto

-         que entres

-         morito no tontooo morito no entraaaar en piso

-         síii hombre, entra y... buuummbaaaa

-         morito no entraar por aláaaaa”

 

Supongo que habría mucho que decir sobre el fondo del asunto, así como sobre el racismo y mal gusto de la “reconstrucción” realizada por el locutor. Pero en lugar de eso, me vino a la cabeza un sencillo pensamiento: ¿cómo puede haber gente que dé crédito a semejante tipejo?”

 

El problema es real y serio. Este es un ejemplo extremo, pero no tenéis más que daros un paseo por El Mundo o La Razón (no digamos ya Periodista Digital y otras bazofias similares) para comprobar que Jiménez Losantos es la punta de lanza de una propaganda basada en la exhibición desvergonzada de valores racistas, violentos, etnocéntricos y fanatismo religioso. Normalmente acompañados de un lenguaje calculadamente pobre y zafio. Y es importante resaltar que es algo calculado: aunque hay auténticos retrasados mentales como David Gistau o Cayetana Álvarez de Toledo, ni Federico Jiménez ni Pedro J. son en absoluto tontos.

 

Entonces, ¿cómo es posible que en una editorial del El Mundo se presente como indicio de la relación entre el 11-M y la policía que uno de los agentes nació en Nador?

 

España es un país en el que gran parte de la población se educó en un sistema nacional-católico, y gran parte de los que nacieron más tarde han recibido su educación en colegios católicos subvencionados. En realidad los valores de libertad, multiculturalidad y respeto a la diferencia que en algunos momentos se han fomentado por parte del estado español no han significado más que una capa de barniz en las partes más visibles de la población (medios de comunicación, profesores...).

 

En el paso del franquismo a la monarquía parlamentaria no se reformaron en profundidad ni las estructuras del estado, ni la educación, ni la base económica del país. En el fondo, seguimos siendo muy parecidos a aquella España que vivía a gusto con Franco.

 

Ellos saben esto, y se dirigen al fondo de una gran parte de la gente, profundamente inculta y que siempre mantuvo los mismos valores y si los callaba era por una mera cuestión estética.

 

Creo que siguen siendo una minoría, pero demasiado grande. Y si no nos tomamos en serio el problema y luchamos ideológicamente contra ellos, posiblemente en aumento.

 Cuado la derecha pierde la vergüenza y se muestra como es, es signo de malos tiempos.

CONTRA LA EFICIENCIA ECONÓMICA

Uno de los argumentos que utilizan los defensores del capitalismo para atacar a los planteamientos económicos colectivistas y planificados es el de la mayor eficiencia de la propiedad privada. Si los medios son de todos, dicen, nadie se preocupará por evitar el derroche y asegurar el uso eficiente de los recursos.

 

Pues bien, este argumento, además de falso, es desde mi punto de vista irrelevante para decidir sobre el modelo económico deseable para la sociedad.

 

La falsedad del argumento la trataré otro día, me limitaré a indicar que desde el punto de vista teórico liberal el capitalismo actual no es una sociedad de libre mercado, sino de competencia monopolística, ineficaz por definición. Baste también ver el ejemplo de la revolución industrial producida en Rusia que pasó de un país tercermundista a ser la segunda potencia en tiempo récord, o preguntarse por qué en la II guerra mundial, cuando de la capacidad productiva dependía la propia vida, Inglaterra centralizó su economía.

 

Pero yendo a la mayor: ¿debe ser la eficiencia económica uno de los objetivos principales de un sistema económico? Yo lo tengo claro: no.

 

La eficiencia (energética, económica o en cualquier sentido) es la relación entre el producto obtenido y los recursos empleados. Desde el punto de vista de la empresa privada es evidentemente un factor importante porque permite al dueño aumentar sus margen con una capacidad de inversión normalmente limitada, el capital de que dispone para aportar a la empresa.

 

Pero, si consideramos no el beneficio de una empresa concreta sino el funcionamiento de la sociedad en su conjunto, la imagen cambia de forma radical. Los tres recursos productivos clásicos trabajo (recursos humanos), tierra y capital (en forma de sistemas productivos y materias primas) están claramente infrautilizados.

 

El trabajo: cientos de millones de seres humanos no producen por falta de trabajo, o producen con medios absolutamente primitivos estando claramente desaprovechados. Es más, cruzan mares, ríos y montañas en cayucos, a nado o escondidos en camiones para llegar a donde se les explote. Y muchos mueren en el intento.

 

La tierra: puede que haya un problema en ciertas partes de Europa, pero medio mundo está vacío. Ved un mapa de población de China, África o incluso Castilla y León.

 

El capital: en este aspecto sólo la disponibilidad de materias primas, y sobre todo de algunas muy concretas como la energía, los derivados del petróleo o la madera, presentan un problema de escasez. Sin embargo, aún en este caso una economía racionalizada y planificada tendrían un amplio margen. Hoy en día la energía la malgastamos en mover transportes privados que gastan más en transportar el coche que la carga que llevan, no usamos sistemas eficientes en energía... y el reciclaje y el uso de materiales y energías renovables están aún en pañales.

  

No pretendo decir que haya que esquilmar hasta el último recurso del planeta y acabar con cada rincón natural para volverlo productivo. Sin embargo, en el nivel actual de producción, con un reparto decente de los producido el mundo entero podría vivir dignamente.

 

Teniendo en cuenta que enormes cantidades productivas permanecen inutilizadas, incluyendo millones de personas que pasan hambre y calamidades por esa causa: ¿Qué sentido tiene centrarse en la eficiencia del uso de unos pocos recursos, mientras mantenemos inutilizada tal cantidad?

 

En el fondo es como la memoria de los ordenadores. Antaño, cuando se funcionaba con ordenadores de 64 o128  ks era fundamental que cualquier aplicación fuese eficiente al máximo en el uso de la memoria, pues de lo contrario no funcionaría. Pero hoy en día, ¿elegiríais un sistema operativo por el espacio que ocupa en vuestro disco duro, cuando tiraréis el ordenador con decenas de gigas sin usar?

 

 No nos dejemos confundir, nuestro objetivo no es la eficiencia, sino una vida digna y feliz.

El muro de la vergüenza

Creo que fue en el año 89 cuando el mundo asistió feliz al fin del Muro de la Vergüenza. Un muro que simbolizaba la falta de libertad y la imposibilidad para millones de habitantes del este. Ese muro cayó, y para demostrar quien había ganado, los trozos se vendieron a precios abusivos. El negocio del ladrillo, en sentido literal.

Desde entonces, la valla de melilla ha sido reforzada, ampliada y se le han añadido nuevas espinas que rasguen la piel y la carne de quienes traten de pasarla. En Oriente Medio, el estado de Israel ha construido un muro que los separe de sus conquistados, y varios más, para aislarlos entre ellos evitando así que puedan unirse, comerciar, trabajar juntos e inluso acceder al agua en algunos casos.

EE.UU. inicia la construcción de un super-muro que los separe de sus vecinos del sur, ahora que se ha visto que permitir a los grupos ultras cazar mexicanos en el Río Grande no es suficiente para evitar la migración, y las fronteras de a Unión Europea devuelven todos los días autobuses de aquellas gentes del este que, recordando de pronto la alegría con la que se derribó el muro para que pudiesen venir, deciden aceptar la invitación.

Como las grandes migraciones de ñúes que vemos en la segunda cadena, miles de personas toman la ruta hacia mejores pastos todos los días, muchos caen en el camino empujados a los barrancos, ahogados en los ríos o aplastados por sus compañeros. Pero la marcha sigue.

Sin embargo ahora ya no es una vergüenza, porque ya no mueren asesinados por un sistema totalitario, sino en nombre del estado de derecho. Es la pena por carecer de contrato en origen. Y no pasará mucho antes de que concedamos créditos a bajo interés para que compren a empresas europeas los ataúdes para enterrar los cadáveres recuperados. Con su sello de homologado y todo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El anuncio de marras

Desde hace días la prensa, y muy especialmente la de la ultraderecha, viene dándole vueltas a la legalidad, moralidad y decencia de un anuncio a favor de la selección de fútbol catalana emitido en TV3.

Supongo que todos lo habéis visto, pero lo describo brevemente por si acaso:

Unos niños se disponen a jugar al fútbol en un descampado, cuando uno, que lleva una camiseta roja similar a la de la selección española, impide jugar a otro que lleva una camiseta de la selección catalana. En ese momento, varios niños se despojan de sus camisetas en solidaridad y acaba con un zoom sobre el pecho de uno de los chicos y la reivindicación "Una nació, una selecció".

Respecto al anuncio, la verdad es que personalmente no me gusta un pelo. Me repatean los ejercicios de exaltación nacional, sean banderas en Colón o selecciones nacionales.

Me ponen de mala hostia los narradores de los partidos cuando juega E’ppaña o cuando corre Alonso, a causa de su fanatismo patriótico. ¿Es que alguien puede sentir simpatía por Alonso por muy español que sea o dudar de que la selección de fútbol española no merece más de lo que tiene?

Además, la estética heroica del anuncio, los planos y esa escena de lo chicos quitándose las camisetas está tan manida en el cine americano de baja calidad que ya hay cientos de caricaturizaciones de ese tipo de escenas, como el final de “In and out” que me encanta.

El plano final del pecho del chaval me trae el recuerdo del lenguaje falangista y de ciertos grupos anarquistas exaltando las virtudes viriles de sus líderes, lenguaje en el que por alguna razón (que supongo muy relacionada con el machismo) el pecho tenía una especial relevancia.

Además, no me importa lo más mínimo que tengamos una selección por nación, una para todas, o ninguna. Aunque precisamente por eso si los catalanes prefieren tener la suya, por mi estupendo.

Hasta aquí, mi valoración personal del asunto.

Dicho esto, me parece absolutamente inaceptable la pretensión de prohibir la emisión del anuncio de marras.

Por un lado, se argumenta que el anuncio enfrenta a Cataluña con España. Es falso, el anuncio es una expresión del enfrentamiento. Cataluña es en su mayoría nacionalista, eso se ve elección tras elección, y mientras no aceptemos que el modelo de España no les contenta y hay que encontrar soluciones entre todos o separarnos (que tampoco pasa nada), el conflicto seguirá apareciendo. En forma de anuncio, de selección, de presupuestos o de cualquier otra.

Por el otro, los bienpensantes se escandalizan de que se utilicen niños para esta reivindicación, y esto me cabrea especialmente. Se utiliza a los niños mañana tarde y noche para vendernos coches, ropas, casas, créditos y un sin fin de productos que necesitamos o no; se les mantiene despiertos hasta las mil en concursos para ganar audiencia y se les explota en series de televisión, concursos musicales y anuncios. ¿Acaso es más indigno para el crío reivindicar una selección que estar de casting en casting media infancia a ver si lo cogen en un anuncio de El Corte Inglés?

Como siempre, se trata de no permitir que se debata sobre el problema de fondo, no vaya a ser que ya que nos ponemos a plantearnos la estructura del estado, incluyendo sus trasfondos económicos, nos dé por revisarlo todo. Que las reformas se sabe como empiezan, pero no como terminan.

 

Aznar el proetarra

El otro día, Aznar se preguntó "¿Cuál es la razón por la que Occidente siempre debe pedir perdón y ellos nunca?¡Ellos ocuparon España durante ocho siglos!."Ya le han breado bastante, entre otros Javier Ortiz, por su desconocimiento de la historia, por su fanatismo y por mezclar churras con merinas. Yo, además, me pregunto quiénes son, cuando habla Aznar, "ellos" y "nosotros". Desde luego yo me niego a pertenecer a ningún nosotros en el que se incluya este tipejo.

Pero lo que en realidad quería hacer en este artículo es tirar un poco del hilo del maravilloso razonamiento de nuestro ex-presidente, y de la supuesta obligación que tendrían de pedir perdón por la invasión de la península.

 

Los musulmanes invadieron la península, lo cual está muy feo, y por lo tanto nos deben pedir perdón. Puesto que los invadidos era godos, y uno suele pedir perdón al perjudicado y no al primero que pasa, se deduce que los españoles de hoy somos godos.

 

Claro que los imperativos morales son universales, y por aquello de “Trata a los demás como quieres que te traten a ti”, es de justicia que nosotros los godos pidamos perdón también a los anteriores moradores de estas tierras: los romanos. Yo ya he mandado un ramo de rosas a Petibonum con un tarjeta para disculparme.

 

El buen rollo corre como la pólvora, y no tardará mucho en completarse la cadena hasta que algún celta le pida perdón a los más antiguos habitantes de la península, de los cuales sólo queda que sepamos un pueblo: el pueblo vasco.

 

Y, claro, es lo que dicen los señores del video de la metralleta del otro día, que por qué van a pedir ellos perdón, ¡nosotros los hemos ocupado durante años!

 

Y supongo que, en efecto, eso es exactamente lo que argumentan para justificarse.

 

Algunos dirán que es una reducción al absurdo, yo digo que Aznar en sí es una reducción al absurdo.

La igualdad en la sucesión

Al parecer Rajoy ha dicho (vaya usted a saber, porque la noticia la he sacado del El Mundo que no dicen una verdad ni borrachos) que apoya que se modifique la constitución para garantizar la igualdad en la sucesión. La gilipollez no es sólo suya, Zapatero está en las mismas y seguro que hasta el PCE se apunta feliz al bando de los partidarios de Doña Leonor. ¿Acabará esto como lo de la Beltraneja?

En cualquier caso, me alegro de ver tan unánime voluntad para que la sucesión monárquica sea igualitaria y doy por supuesto que una vez muerto Juan Carlos I su puesto se rifará entre todos los españoles y españolas. Porque digo yo que malo es que Leonor sea discriminada por su sexo, pero igual de mal o peor está que el resto de españoles se vea discriminado por no ser hijos o hijas del rey nombrado por Franco.

Y ya que nos ponemos, me pregunto por qué no se puede ni plantear reformar la constitución para incluir el derecho de autodeterminación, en beneficio así a bote pronto de más de 4,5 millones de personas (cálculo mental de la mitad de catalanes y vascos, aunque son más allí y aquí quienes estamos a favor), pero todos se apresuran a modificarla por la conveniencia de una sola niña (que lo mismo me daría si fuese niño).

De todas formas, y para que no me vengan con chorradas, aclaro que yo también apoyo la igualdad entre sexos en la monarquía. Bastante ridículo es que tengamos una forma de estado basada en el derecho de sangre, como para que encima siga siendo sexista.

Efemérides

Ayer, como todos sabéis, fue un día destacado por ser el aniversario de un hecho terrible, o varios.

Tal día como ayer, más de 3000 personas murieron de malaria, a pesar de existir una vacuna eficaz. También ayer se conmemoraba la muerte de 4.500 niños por no disponer de agua potable ni saneamientos básicos.

Era también 11 de septiembre de uno u otro año cuando decenas de seres humanos arriesgaron su vida para cruzar de África a Europa donde les esperaban con los brazos abiertos fascistas del PP, explotadores miserables, mafias y usureros. Un 11 de septiembre era también cuando miles de mujeres esclavas fueron obligadas, en Europa, a dejarse violar a cambio de suculentos beneficios para sus dueños. A la vista de todos, en la N-II, en la Casa de Campo o en miles de lugares de otras ciudades que no son la mía.

Me temo que Blogia no dispone de recursos suficientes para que pueda relatar aquí todas las barbaridades que el 11-S evoca. Aunque no puedo dejar de citar el golpe de estado contra Salvador Allende, hace 33 años.Sin embargo ayer todas las televisiones se centraron en un solo hecho, el atentado contra las torres gemelas de 2001. Pudimos ver documentales sobre el dolor de los familiares de las víctimas, sobre los perros que calman dicho dolor, sobre las parejas que se formaron dicho día...

No me entendáis mal, creo que está bien que nos hagan ver hasta qué punto fue terrible aquel bárbaro atentado, que nos hagan sentir el horror y el dolor de las víctimas para que nunca se repita. Lo que me pregunto es por qué se silencia entonces el dolor de los niños famélicos, de las prostitutas cuando se sientes violadas y vejadas, de los inmigrantes que llegan débiles y asustados a la playa, de los niños soldado, de quienes son violados y ultrajados, de quienes no tienen futuro. De la mitad de la humanidad.

¿Será para que siempre se repita?

Periodismo y realidad

En mis habituales peleas por esos foros de Dios, veo que en muchas ocasiones las discusiones terminan enfrascándose en exposiciones de datos que, sacados de contexto, no sirven absolutamente para demostrar nada.

Esto es especialmente enervante, al menos para mi, en las disputas relativas a las bondades o perversiones de determinados sistemas políticos, religiones o sociedades. Cuatro datos seleccionados con una intención determinada sirven para dar la imagen deseada por el medio en cuestión, y así se encuentra uno a decenas de foreros repitiendo que si el Corán dice tal, si en Al Ándalus cual o, sin ir tan lejos, si Arzalluz dijo esto o lo otro.

Tras lanzar esos datos machaconamente a la opinión pública, los medios justifican invasiones, bloqueos, posibles restricciones de autonomía... es la misma técnica que utilizaron los medios de Hearst para animar a la opinión pública estadounidense a la guerra contra España.

Como me es muy difícil explicar a fondo la idea, voy simplemente a hacer el ejercicio.

Supongamos que China tiene interés en dar una imagen contraria a España ante sus medios de comunicación debido a una guerra comercial con ellos, y para ello publica la siguiente noticia:

"51 mujeres asesinadas violentamente en España en 2006"

Con el asesinato de una mujer en una población sureña de este país, son 51 mujeres las que han sido asesinadas a golpes, a tiros o a navajazos este año en España a manos de sus maridos.

Lamentablemente, y a pesar de los aparentes esfuerzos del gobierno por evitarlo y las sonadas campañas de publicidad, este fenómeno cada día va a más en este católico país del sur de Europa."

En el lateral pondría una bonita columna, muy en el estilo de El Mundo, bajo el epígrafe "Contexto".

"España es un país de 44 millones de habitantes repartido entre Europa y África.

De tradición firmemente católica, su forma de estado es una monarquía hereditaria con preeminencia del varón. El actual rey, Juan Carlos I, fue designado por el aliado de Adolf Hitler, Fracisco Franco. El rey es jefe supremo del ejército (Capitán General), cargo que comparte con el apóstol Santiago y la Virgen del Pilar"

No sé vosotros, pero a mi me parece que si yo fuese chino me sentiría horrorizado ante esta descripción.

Es evidente que la imagen de España transmitida sería absolutamente deforme, y sin embargo no hay una sola mentira.

Recordadlo la próxima vez que leáis el periódico.

Muertes inútiles

Aznar acusa al gobierno de lanzar el mensaje de que a las víctimas "las mataron para nada".

Pero no es sólo Aznar. Todo el PP, la FAES, y gran parte de los medios a disposición de la jerarquía de la Iglesia Católica insisten en el mismo mensaje.

Por un lado "Las Víctimas" con mayúsculas, en lugar de "unas víctimas". No sólo porque no tengan ni pajolera idea de castellano (y luego dicen de la LOGSE). Se trata de embutir la gran mentira en dos palabras y hacer ver que sólo quienes están con ellos pueden categorizarse como tal. Ni Gorka Landáburu, ni Eduardo Madina, ni Pilar Manjón tienen derecho a ser considerados como víctimas. Porque no es sufrir un atentado, sino ser bendecido por Alcaraz  (vicario de Aznar en la tierra) lo que imprime carácter de víctima.

Pero aún es peor la segunda parte: la pretensión de que la muerte deba servir para algo. Dejémoslo claro de una vez: las víctimas de ETA lo son porque se cruzaron en mal momento con un hijo de puta desalmado. De la inmensa mayoría de las víctimas de ETA no sabemos qué pensaban de la vida, qué opinaban del nacionalismo o de España ni a qué partido votaban. Y en los casos en los que lo sabemos, son tan dispares como Yoyes, Miguel Ángel Blanco y Ernest Lluc.

Aceptar que las víctimas del terrorismo murieron por algo es exactamente lo mismo que aceptar que los etarras mataron por algo. Es legitimar el terrorismo en la lucha contra un bando unido y armado que se opone a sus fines. Es entrar en la lógica de la guerra de ETA. Una lógica en la que la derecha se mueve de perlas: si hay algo que le gusta a esta gentuza es tener muertos que puedan llamar suyos y justifiquen  sus chollos. No hay más que ver lo que les gustan los mártires, con sus flechas, sus tetas en bandeja y sus parrillas.

Pero no, la ETA no tenía maldita la justificación, y no ha hecho más que producir sufrimiento inútil, enturbiar la situación política en Euskadi y España y evitar que soluciones democráticas pudiesen abrirse paso hace ya muchos años.

Y quizá eso es lo que le da miedo a los chicos de la ultraderecha nacionalista. Porque en el terreno de la democracia, sin muertos y sin mártires, tienen las patitas muy cortas.

Rehabilitación

Acabo de ver en TV1 un documental sobre el coro de la cárcel de El Dueso. La verdad es que no sé dónde está, y que para el caso lo mismo me da, no voy a buscarlo.

El documental narra cómo se realiza la selección para formar en dicha cárcel un coro musical, quiénes se presentan, cuál es su situación y cómo comienzan a trabajar y a practicar. Es esperanzador ver cómo trabajan, cómo se ilusionan, cómo analizan sus problemas, el porqué de estar allí y sus miedos a enfrentarse a la vida fuera. Son gente encantadora. Todos y cada uno de ellos.

No me engaño, sé que muchos han robado, lo cual no es para tanto en realidad, que otros lo han hecho violentamente (lo cual es bastante peor), y que más de uno podría, o ha podido en algún momento de su vida, darme un navajazo sin pestañear.

Y precisamente por eso tengo ahora más fe en la humanidad y me siento más cerca del resto de seres humanos que me rodean. Si basta que una mujer se atreva a tomarse en serio a estos hombres, a hacerles caso y a darles la oportunidad de hacer algo que les haga sentir bien para convertirlos en seres afables, sociables y casi infantiles en sus ilusiones; ¿alguien puede dudar del papel de esta mierda de sociedad capitalista e inhumana en generar los comportamientos que los llevaron a estar encerrados?

Por eso mismo los "liberales" (Léase derechistas o conservadores. No sólo no entienden el mundo sino que nos quieren joder el castellano.) insisten tanto en la necesidad de aumentar las penas, en la inhumanidad de los delitos, en el uso morboso del sufrimiento de las víctimas (que en efecto merecen todo el respeto). Tenemos que convencernos de que son monstruos, lo contrario sería admitir que fallamos en algo y podríamos acabar cuestionando el sistema.

Entendamos eso y tendremos una razón más para luchar por un mundo mejor. Una egoísta, de las que tanto les gustan a los fieles seguidores del capitalismo: viviremos más seguros y a gusto.

Estoy convencido de que incluso Botín, Aznar o Solana podrían aprender a comportarse como seres humanos en las condiciones adecuadas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El FMI y la Bruja Lola.

Leo en El País la siguiente noticia:

"El Fondo Monetario Internacional insta a España a abaratar el despido y contener los gastos públicos".

¡Qué tios, estos del FMI! Nunca sabes por dónde te van a salir.

Yo de mayor quiero ser Director Gerente del FMI, como Rato, es un trabajo la mar de cómodo. Simplemente tienes que salir de vez en cuando, decir que la economía va así o asá, cosa que puedes ver en cualquier sección económica de un diario e instar, muy serio, al país que toque a abaratar los depidos y reducir el gasto público.

En el caso de España llevamos oyendo la receta al menos (que yo recuerde) desde los primeros 90. Repetidamente se ha abaratado el despido (la última vez hace un mes o así, aunque este trilero diga que no). El paro no baja de dos millones, uno más que cuando Suárez cuando había despidos caros; y la precariedad laboral ha aumentado de forma impresionante.

Por otra parte tampoco explican jamás el porqué de sus recetas, y es que no existe una razón fuera de la pura ideología y la defensa a ultranza del chollo de sus amigos. La necesidad de reducir el gasto público no tiene ninguna base según la macroeconomía (tendría que considerarse en cualquier caso en relación con la recaudación, la marcha del sector exterior y otros factores).

Las recetas del FMI, y los gobiernos golfos que las aplicaron, han hundido en la miseria a decenas de países (por ejemplo la República Dominicana) aumentado el hambre y la pobreza de sus habitantes. Amén de los asesinatos de manifestantes contrarios a dichas medidas. Preconizan el despido barato (o gratis, mejor) como forma de garantizar el empleo estable, y cuando el abaratamiento del depido no surte ese efecto se limitan a decir que no ha sido sufuciente.

Si un adivino de la tele tuviese la tasa de aciertos de los golfos estos se moriría de hambre, al fin y al cabo, todos acertaron al menos cuando se casó el príncipe.

Sin embargo todos los gobiernos "responsables" les escuchan atentamente y obedecen. Porque da igual que funcione o no: la reducción del gasto y el despido libre no es un medio, sino su objetivo. Así que si no mejora la economía da igual, lo suyo ya lo han conseguido.

Son como el malo de "Astérix en La India" el Gurú Dhalekanya: decía que los dioses exigían sangre de la princesa para enviar la lluvia. Cuando su secuaz le dijo "¿Qué pasará si no llueve maestro?", éste explicó que entonces los dioses pedirían la sanre del Rajá. "¿Y si a pesar de todo persiste en no llover, maestro?."

"Entonces ya dará igual", dijo, "porque yo seré Rajá."

Viva Suecia

Publica hoy El País una entrevista (que reproduzco abajo) a Jens Orback, ministro para la Democracia, Asuntos Urbanos, Integración e Igualdad de Género de Suecia centrada en los aspectos de la política de igualdad entre sexos y contra la violencia sobre las mujeres. 

Me ha parecido que podemos aprender mucho de esta entrevista, o al menos reflexionar sobre los puntos de vista que en ella se plantean como la concepción de la prostitución como un abuso sobre las mujeres, la responsabilidad que tenemos los hombres en el proceso o el sentido de las cuotas cuando su ausencia no significa libertad, sino la imposición del machismo.  

Pero lo más grande de esta gente es que, siendo los más avanzados en Europa, siguen preocupados por la falta de igualdad y por cómo avanzar en este campo. Y eso es lo que los hace estar a la cabeza. Aquí estamos tan ocupados dando lecciones de feminismo al resto del mundo que no nos queda tiempo para evitar que las mujeres cobren un 18% menos, tengan el doble de paro, sean retratadas como objetos por la publicidad, sean agredidas día sí día también...  

“ENTREVISTA: JENS ORBACK, Ministro sueco de Democracia, Asuntos Urbanos, Integración e Igualdad de Género
"Comprar sexo es una forma de violencia de los hombres hacia las mujeres"
ANA CARBAJOSA (ENVIADA ESPECIAL) - Estocolmo
EL PAÍS - Sociedad - 13-06-2006
Desde que algunas ONG alertaron del riesgo de que miles de prostitutas acudirían aprestar sus servicios al mundial de fútbol que acaba de comenzar en Alemania, Suecia, el país que castiga al cliente, se ha encargado de pedir explicaciones a los germanos en todos los consejos de ministros europeos. Explicaciones sobre cómo Alemania -un país donde la prostitución es legal- piensa impedir la explotación y el tráfico de mujeres procedentes de todos los rincones del planeta. El enfrentamiento diplomático parece haber llegado a su fin, después de que los planes de seguridad adoptados por alemanes acabaran por convencer a los suecos, satisfechos sin embargo, de haber convertido la prostitución "en un problema" europeo.

Detrás de todo esto está, entre otros Jens Orback (1959), ministro para la Democracia, Asuntos Urbanos, Integración e Igualdad de Género de Suecia, que trabaja con la premisa de que "la prostitución es una forma de violencia de los hombres contra las mujeres" y que en este terreno, como en otros de la batalla por la igualdad, los hombres deben posicionarse. A Orback, pionero en la formación de grupos de hombres, le gusta dejarse fotografiar recogiendo a sus hijos en la escuela, porque piensa que sólo cambiando los estereotipos hombres y mujeres llegarán algún día a convivir en igualdad. "O luchas contra la opresión, o te conviertes en opresor", sostiene Orback, que recibió a EL PAIS durante la VI conferencia ministerial sobre igualdad de género del Consejo de Europa, celebrada el jueves y viernes pasados en Estocolmo.

Pregunta. ¿Cuáles son los principales obstáculos a los que se enfrenta Europa para lograr una igualdad real entre hombres y mujeres? 

Respuesta. Sin duda, la violencia de los hombres hacia las mujeres es el mayor obstáculo. No podemos decir que somos una Europa civilizada mientras haya tantas mujeres y niñas que tengan miedo cuando salen a la calle, cuando están en sus casas. La causa de la violencia sigue siendo la desigualdad. Cada vez más mujeres se oponen a la dominación y el control que ejercen los hombres, y a su vez, los hombres se sienten amenazados ante la posibilidad de perder ese control sobre las mujeres y eso les hace recurrir a la violencia, justo en el momento en que sienten que pierden el poder. Hay una carencia entre ciertos hombres, que no saben resolver los conflictos de manera civilizada.

P. ¿Qué medidas han permitido a Suecia, la meca de la igualdad, avanzar en ella?


R. Ha resultado muy efectivo invertir en el cuidado de los mayores y en las guarderías. También ha sido muy positivo el modelo fiscal. El nuestro es progresivo, y las declaraciones conjuntas no estimulaban a la mujer a trabajar fuera de casa, porque suponía una penalización impositiva; con las declaraciones de la renta separadas, la mujer tiene más motivos para salir a ganar dinero. Además, ha sido crucial la ley contra la violencia de género.

P. Suecia ha logrado importantes avances en el campo de la igualdad y, sin embargo, registra un índice de violencia doméstica muy alto.

R. Es verdad. Además, en los próximos años seguirán subiendo las cifras, porque el concepto de tolerancia cero está llegando por fin a las casas, ahora las mujeres están más dispuestas a ir a la policía.

P. Usted ha participado activamente en grupos de hombres. ¿Para qué sirven?

R. Los hombres tienen que asumir una gran responsabilidad. Ante una situación de opresión, no se puede ser neutral. O luchas contra la opresión, o te conviertes en cómplice, en opresor. Los hombres tienen que rebelarse contra de la violencia sobre las mujeres.

P. Ustedes han alzado la voz en el consejo de ministros de la UE, en contra de la afluencia de prostitutas al mundial de fútbol que acaba de comenzar. También le han pedido explicaciones a Alemania, un país donde la prostitución está legalizada. Algunos países les acusan de pretender exportar su modelo de castigo al cliente.

R. En Suecia consideramos que comprar sexo es una forma de violencia de los hombres hacia las mujeres. En la prostitución, una de las personas se encuentra en una situación más débil. Hay quien dice que es una profesión y yo les digo: 'figúrese que tuviera una hija en el paro, y que para cobrar el desempleo no se pudiera permitir rechazar una oferta del INEM alemán, por ejemplo. Y entonces el Estado le ofrece a su hija un puesto de prostituta que no podría rechazar. ¿Qué le parecería?'. Simplemente trato de hacerles ver que esto no tiene sentido, que es absurdo.

P. ¿Han quedado finalmente satisfechos con los planes alemanes para luchar contra el tráfico de mujeres durante el campeonato de fútbol?

R. Sí, estamos satisfechos con que Alemania haya identificado el problema. Nosotros vamos a enviar policías para que trabajen sobre el terreno. Estamos también contentos porque Finlandia planea adoptar nuestro modelo de castigo al cliente, sólo en el caso de que compre los servicios de una mujer objeto de tráfico de blancas, lo cual es muy difícil de demostrar, pero lo importante es que como nosotros, ponen el énfasis en la demanda.

P. ¿Piensan implantar en Suecia medidas como las de Noruega que obligan a las direcciones de las empresas a guardar un equilibrio mínimo (40-60%) en los contratos a hombres y mujeres?

R. Esta semana, desde el Gobierno sueco hemos publicado un documento a favor de esta medida. En principio, pensamos que ese equilibrio debería ser responsabilidad e las empresas, y que el Estado no tendría que intervenir, pero si ellos no hacen nada, nosotros debemos reaccionar. No estamos especialmente orgullosos de las cuotas, pero tampoco queremos que los hombres sigan seleccionando a hombres, y por tanto apliquen así sus cuotas. En las cúpulas de las empresas nos encontramos al mejor hombre, junto al segundo mejor. Hay que lograr que las empresas las dirijan los mejores hombres junto a las mejores mujeres.

P. A usted le preocupa mucho el papel que juega la publicidad en todo esto...

R. Sí, porque es en el espacio público donde se puede ver que los estereotipos son muy fuertes, y eso le resta oportunidades a los hombres y a las mujeres para elegir su modelo. Nunca se muestra a los hombres con capacidad para el cuidado de los demás. Para mí, es una cuestión de libertad, de poder elegir cómo nos expresamos, de ceñirnos o no al papel de los niños y niñas que nos muestran. Por eso es muy importante que los hombres se acojan a los permisos de paternidad, porque es importante que la gente vea eso. En Suecia hemos avanzado. El 20% de esos permisos ya los piden los hombres, frente al 8% que se registraba hace diez años.”

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres