Blogia
El Lio Bumerán - Un Blog paraTocar las Pelotas

Amor a la patria

A menudo se me ha acusado por parte de mis amigos o compañeros de trabajo o de  la universidad de falta de patriotismo. Se me afea así la falta de entusiasmo cuando suena el himno, la ausencia de emoción ante nuestra bandera y que me niegue a sumarme a las loas a cualquier deportista, artista o cantante sólo por ser español.

 

Me fastidia profundamente cuando en un telediario se safirma que “hoy estamos todos con Bardem” o cuando en una final europea hay dos equipos españoles y se repite eso de que “gane quien gane ganamos todos”.

 

No sólo es absurdo pretender que porque alguien haya nacido en mi país tenga que apoyarlo o me tenga que alegrar de sus éxitos, sino que además tiendo naturalmente a ponerme a la contra llevado por el repelús que me produce el papanatismo.

 

El triunfo de Rodolfo Chikilicuatre sin embargo, ha hecho que hoy esté orgulloso de mi país.

 

No, no es una broma. Hoy me he levantado contento de vivir en un país en el que la gente cuando ha votado a Eurovisión no ha optado por canciones que resalten las glorias de la patria (como la de ese chico de Portugalete, que parece un nuevo Manolo Escobar). Hemos (es la primera vez e mi vida que voto en un concurso) optado por reirnos de nosotros mismos y mandar a un humorista cachondo. Quizá no sea una gran gesta imperial de la raza, pero que nos quiten lo bailao.

 

Esto me demuestra algo que ya pensaba, que todo ese papanatismo patriótico es un producto de los partidos políticos y los medios de comunicación, bastante alejado afortunadamente de las preocupaciones reales de los españoles.

 

Y por esto, hoy mis conciudadanos me caen un poco mejor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres